Música para la meditación

Música para la meditación

Aunque casi cualquier tipo de música podría ser apta para la meditación, existe una corriente musical que está especializada en este campo. Se utilizan ritmos pausados, cadencias suaves y sonidos repetitivos, para lograr influir en el estado mental de las personas que lo escuchan. La finalidad es lograr que la persona se concentre en los sonidos e intente dejar la mente en blanco sin ningún tipo de pensamiento que lo distraiga.

Este tipo de música carece de un ritmo definitivo, pero busca líneas suaves y melódicas que fluyan sin movimientos bruscos ni silencios prolongados que puedan romper la armonía. En ocasiones aparecen sonidos sintéticos como de ondas, que vienen y van, o sonidos propios de la naturaleza que imitan el cantar de los pájaros, el ruido de la lluvia, las ballenas, o el ambiente nocturno de una noche de verano.

Entre algunos artistas destacados en este tipo de música de meditación, podemos citar: Steven Halpern, Lia Scallon

 

 

Leave a Reply