Canto gregoriano

Canto gregoriano

El Canto gregoriano se pierde en el tiempo como una práctica musical procedente de las primeras comunidades cristianas, y recibe su nombre en honor al Papa “Gregorio I Magno” (590 al 604), al que se le presupone cierta relación con la recopilación de los distintos temas.

El canto gregoriano es puramente vocal, monódica (a una sola voz) sin que existan sobresaltos o intérpretes que destaquen unos sobre otros. Los textos proceden de las sagradas escrituras.

Tradicionalmente se cantaba en coros masculinos de hombres y de niños, pero también se extendió a las mujeres de distintas ordenes religiosas, convirtiéndose así en una música puramente oficiosa y litúrgica.

A pesar de que el canto gregoriano ya no es obligatorio, la Iglesia católica aún la considera como la música más adecuada para el culto. No podemos olvidar las palabras de San Agustín, quien afirmaba que “El que canta bien, ora dos veces”.

En la época actual, destaca el resurgimiento de este género en los años 80 y 90 gracias al trabajo de los monjes benedictinos de “Santo Domingo de silos” o por los monjes cistercienses de Austria “Abadía de Heiligenkreuz” con su “Music for Paradise” alcanzando un enorme éxito a nivel mundial.

 

 

Canto gregoriano
5 (100%) 1 vote

Leave a Reply